Recién estrenado el año, queremos compartir contigo nuestro principal deseo para este 2016: que más niños puedan tener una educación y, con ello, más oportunidades de un futuro mejor.

Según datos de Unicef, aunque el ratio de escolarización de los niños en la escuela primaria alcanza ya el 90% a nivel mundial, todavía hay 59 millones de niños que, por diferentes motivos, se quedan fuera de las aulas. Más de un tercio de ellos viven en países afectados por conflictos armados. La cada vez más tensa situación en Oriente Medio y el Norte de África ha provocado que más de 13 millones de niños no puedan asistir a la escuela.

Nos preocupa también que, en países como el nuestro, muchos niños y jóvenes que podrían tener la oportunidad de estudiar abandonen las aulas antes de tiempo por falta de recursos suficientes para luchar contra el fracaso escolar.

Por eso, en 2016 en MAYAS seguiremos aportando nuestro granito de arena. Somos una organización muy pequeña, pero jugamos un papel crucial para cada niño al que ayudamos a seguir estudiando.

Así, seguiremos trabajando para garantizar la escolarización de niños huérfanos que han tenido unas historias muy duras o de familias de muy escasos recursos en Nicaragua y Bolivia. Te animamos a apadrinar a uno de nuestros estudiantes, contribuyendo a nuestro fondo de becas, y a cambiar así su vida, ya que cada niño que tenga garantizado el acceso a la educación estará un poco más cerca de salir de la pobreza.

Y si estás buscando nuevos retos para este nuevo año, te proponemos uno que estamos seguros de puede proporcionarte muchas alegrías y una gran satisfacción: hazte voluntario de MAYAS. Si te interesa la enseñanza, puedes ser uno de nuestros maestros solidarios y apoyar a niños con problemas de aprendizaje en centros escolares de zonas desfavorecidas de Madrid.

Te deseamos un muy feliz 2016 y ojalá compartas con nosotros alguno de nuestros deseos para este año y nos ayudes a hacerlo realidad

El equipo de MAYAS